Aisha in memoriam


Aisha

Cuando te vi nacer,
En mi nació un amor tan grande
y profundo que no imaginaba poseer.

Verte crecer ha hecho florecer en mi alma la Madre
y la comprensión de la maternidad.

Cuando partiste, me derrumbe y el alma se me hizo en trozos.

Asumir que jamás volvería a verte me dejo un agujero en el corazón y en mi vida. Ahora miro hacia atrás y comprendo, que el amor verdadero nunca muere. Él se transforma y se integra con nuestra alma.
Hoy sé que siempre has estado y para siempre estarás viviendo en mi corazón.
















Entradas populares