Infusión de manzanilla para perros

Se le puede dar manzanilla a un perro, ya que se trata de una planta de consumo muy común entre los humanos. A continuación, destacaremos sus propiedades más importantes, las aplicaciones que puede tener para los perros, así como su forma de administración. Como siempre, recordamos la importancia de consultar con nuestro veterinario antes de ofrecerle cualquier producto a nuestro perro, incluso cuando se trata de remedios naturales.


La manzanilla es una hierba que se caracteriza por sus propiedades calmantes y antisépticas. No obstante, no son las únicas, ya que también posee importantes propiedades antiinflamatorias, digestivas, analgésicas, carminativas e, incluso, cicatrizantes.

Todos sus beneficios son igualmente aplicables a los perros. Para aprovecharlos, puede tomarse en infusión o aplicarse de forma tópica sobre la piel. En cuanto a la dosis y la concentración, conviene consultar con nuestro veterinario para que nos ayude a determinar la mejor forma de administrar manzanilla a nuestra Mascota en función del objetivo que tengamos. Así mismo, puede ofrecerse manzanilla para perros bebés, siempre en cantidades reducidas debido a su menor tamaño.

  • Problemas gastrointestinales:
  • Podemos ofrecer manzanilla para perros con diarrea leve, lo que ayudará a mantenerlos hidratarlos y a regular su sistema digestivo. Pero, si se trata de animales debilitados, muy jóvenes o ancianos, es más recomendable acudir al veterinario. Igualmente se deberá visitar al especialista si la diarrea no remite. Este mismo principio se aplica a la administración de manzanilla para perros con vómitos. Además, en estos casos los perros deben llevar un tiempo sin vomitar para asegurarnos de que no expulsan también la manzanilla.

  • Problemas oculares
  • Si observamos que uno o los dos ojos de nuestro perro están enrojecidos o llorosos, podemos utilizar la manzanilla para limpiarlos. Eso sí, si la secreción es purulenta, notamos el ojo de un tamaño más pequeño, las molestias no remiten o empeoran, debemos acudir al veterinario para iniciar un tratamiento farmacológico. 

  • Problemas dermatológicos
  • La manzanilla también puede aplicarse sobre la piel para buscar un efecto calmante. En estos casos, es importante que consultemos antes con nuestro veterinario para tener un diagnóstico. Un ejemplo de este tratamiento es el uso de , ya que estos parásitos, al picar para alimentarse, tienen una acción irritante sobre la piel.





Entradas populares